Axenroos. Habilidades sociales

Creemos que la escuela es un lugar que debe permitir y propiciar el desarrollo integral del niño, buscando el pleno rendimiento de sus capacidades.
En La Farga Infantil creemos que debemos educar individuos integrados y activos que sepan convivir y relacionarse de manera positiva con su entorno social. Es necesario un trabajo sistemático desde la familia y desde la escuela para conseguir un alto grado de excelencia en la competencia social.

La habilidad social es el arte de relacionarse adecuadamente con los demás. De la misma manera que al niño le enseñamos a hablar, a contar, a dibujar, el inglés … creemos que también tenemos que enseñarle el arte de interactuar, propiciando que nuestros alumnos sean generosos, serviciales, líderes, responsables, etc. El aspecto actitudinal, la educación en valores, el conocimiento personal, la autoestima tienen mucho que ver con el desarrollo de las habilidades sociales.

El objetivo de este proyecto es el pleno desarrollo emocional del niño.

El arte de saber relacionarse adecuadamente con los demás es una habilidad social que se aprende como cualquier otra habilidad; no es una cuestión de genética, es una cuestión de entorno. Depende de los modelos con los que hemos crecido, y de las oportunidades que nos han ofrecido para actuar. Son comportamientos y conductas que se aprenden y por tanto susceptibles al entrenamiento y la enseñanza.

La competencia social es más que la simple diferenciación de los sentimientos. Incluye la conducta: la habilidad social. Los sentimientos son el motor de las conductas en las interrelaciones humanas. Por eso es importante, como primer paso, enseñar a reconocerlos, identificarlos, nombrarlos y diferenciarlos.

La brújula de AXENROOS es una visión flamenca muy humana de concebir y trabajar las habilidades sociales; es un modelo formulado por Ferdinand Cuvelier, e intenta explicar cómo funcionan estos intercambios.

Este modelo pretende acercar el mundo de las habilidades sociales a los niños / as mediante la utilización de animales. A través de las diferentes actividades y personajes de la brújula ayudamos al niño a diferenciar los sentimientos, pera a que posteriormente sepa relacionarlos con diferentes tipos de interacción social. Conseguimos que el niño disponga de un amplio repertorio de actitudes y reacciones positivas ante una situación.

Cada uno de los animales representados en la brújula de los sentimientos tiene unas cualidades concretas que responden a una habilidad social a desarrollar:

Búho: Hace referencia a la habilidad de retener bienes propios o de un mismo

Águila: Hace referencia a la habilidad de enfrentarse a los bienes de los demás, es decir, tener un espíritu crítico.

León: Representa la habilidad de ofrecer bienes informativos, es decir, liderar.

Camello: Hace referencia a la habilidad de aceptar bienes informativos, es decir, ser capaz de seguir instrucciones

Cabra: Representa la habilidad de rechazar bienes y mantenerse firme en las ideas propias.

Tortuga: Hace referencia a la habilidad de ignorar bienes, es decir, admitir las limitaciones.

Pavo: Se refiere a la habilidad de ofrecer bienes, especialmente acercarse a los demás.

Mapache: Se refiere a la habilidad de aceptar bienes, y específicamente, ser capaz de admirar y respetar a los demás.

Castor: Hace referencia a la habilidad de ofrecer bienes, cuidar y apoyar a los demás.

Gato: Representa la habilidad de aceptar bienes, y supone la capacidad de pedir ayuda.

En la práctica los animales son introducidos a los niños/as mediante un cuento donde los animales se presentan poco a poco, para que el niño/a conozca sus habilidades y sus rasgos. A medida que los niños van integrando las características de cada animal, se hacen roles-playing de situaciones y se pasa a determinar qué animales se ajustan a cada comportamiento o actitud. Esto permite que el niño aprenda a analizar las situaciones diarias, los conflictos desde la perspectiva de la brújula de los sentimientos.

La brújula también nos permite observar dentro qué secciones del círculo se mueve normalmente un niño, es decir, cuáles son las habilidades sociales que domina. Esto nos permitirá ir desarrollando y trabajando el resto de habilidades, consiguiendo que el niño sea capaz de interactuar adecuando su comportamiento en diferentes situaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *